Puertas para abrir

Escrito por Stella Maris Bermeo
Imprimir

Había una vez unas mujeres curiosas, alegres, con ideas, con muchas ganas de transformar su realidad y la de su comunidad, a veces también con dudas y traspiés, pero a pesar de esto, había una vez un barrio con una pequeña biblioteca que tiene hoy deseos de renacer.

Un libro abierto es una puerta, una ventana, un puente, una brújula, unas alas… es una posibilidad para el encuentro y el goce en el Barrio Restrepo de Florencia, Caquetá. Ahí tres mujeres se unen una tarde a la semana, abren un libro, leen, viajan y sueñan con abrir puertas para que otras compartan el maravilloso mundo de la lectura. Ahí un día gris toma color, los sueños desdibujados toman forma, se viaja sin tiquete o pasaporte a otros lados del mundo. Sin embargo la biblioteca comunitaria compuesta por menos de 200 libros, requiere apoyo y cuidado, promoción y orientación a estás soñadoras.

“…soñamos con una sala de internet, noches de películas, más libros …hacer obras de teatro con jóvenes y niños, y concientizar sobre lo importante que es tener una biblioteca en nuestra comunidad.
También queremos alfabetizar mujeres, ya que han sido vulnerados nuestros derechos, y somos maltratadas por la violencia o por las parejas. Para que salgamos de la cotidianidad, para que seamos reconocidas como mujeres y no nos vean como objetos sexuales”.

Las historias de la vida comunitaria se escriben, se leen, se construyen, pero también se visitan y se viven de cerca. Usted está invitado, invitada a revelar ésta personalmente, allí se podrá encontrar con certeza, con Blanca Galvis y Usnid López, Mujeres reveladas, por el cuidado entre mujeres.

12-Blanca Galvis Usnid Lopez con texto mini