“Escuela Agroecológica de paz y reconciliación entre las personas y con el medioambiente”

Imprimir

“Escuela Agroecológica de paz y reconciliación entre las personas y con el medioambiente”, Cultivando paz cierra el año con la formación para dinamizadores y dinamizadoras de San Vicente del Caguán y Cartagena del Chairá.

El Proyecto Cultivando Paz que Corpomanigua lleva adelante junto 340 familias de San Vicente del Caguán y Cartagena del Chairá, continúa con sus espacios de producción de huertas agroecológicas, Acompañamiento Psicosocial y de Formación en verdad, memoria y reconciliación, un proceso integral de fortalecimiento comunitario que se consolida día a día en la región norte del Departamento.

En el cierre de noviembre y principios de diciembre, desde el proyecto Cultivando Paz, se llevó adelante la primera etapa de la “Escuela agroecológica de paz y reconciliación”, la “Escuela” es estrategia de formación que Corpomanigua ha desarrollado durante todos sus años como Corporación, una estrategia transversal que se ejecuta a través de todos los proyectos y desde sus dos programas institucionales.

En esta oportunidad, el espacio de formación tuvo sus énfasis en la agricultura orgánica a través de la producción doméstica de huertas, para el abastecimiento familiar y el mercadeo comunitario, como una opción viable hacia la seguridad, soberanía y autonomía alimentaria que asegure la salud y el buen vivir en el contexto amazónico.

IMG 20181206 112216

Luego de meses de trabajo en huertas, con formación técnica y social, el proyecto cierra su primer año de ejecución, reuniendo a un grupo de 20 participantes, seleccionados para fortalecer su formación ya como líderes y lideresas que incidan políticamente en sus territorios y realidades cotidianas.

El inicio de la Escuela, tuvo lugar durante los días 3, 4, 5 y 6 de diciembre, en la finca a las fueras de la ciudad de Florencia. Los dos primeros días se llevó adelante el primer Módulo, “Introducción, abordajes al contexto amazónico desde las diferentes formas de violencia a la vida a través de las distintas etapas de colonialismo extractivista en la región y la presentación, historia y proyección de Corpomanigua, los objetivos y pilares de Cultivando Paz y las proyecciones para su segunda etapa el año que viene con sus participantes como principales protagonistas del proceso.

IMG-20181207-WA0045

En este primer Módulo, nos acompañaron la profesora Mercedes Mejía, quien compartió toda su experiencia en trabajo académico desde la cátedra de Sistemas energéticos y ciclos biogeoquímicos y su compromiso con el territorio junto a estudiantes de la Uniamazonía y comunidades del Caquetá afectadas por las violencias al medioambiente que vienen del siglo pasado y que hoy continúan bajo otro tipo de tecnologías; a ella le siguió nuestra Directora Ejecutiva Nubia Chacón quien presentó a Corpomanigua junto al grupo de participantes, identificando desde sus propias experiencias, los aportes concretos de la Corporación al territorio.

Por la tarde, se sumaron el profesor Octavio Paz, sociólogo de la Universidad de la Amazonia y el señor Eli Cuellar, campesino, sabedor ancestral y custodio de semillas amazónicas, quienes nos ayudaron a reflexionar sobre nuestro modelo de vida, acerca de lo aprendido y la necesidad de desaprender para aprender; conocer, encontrarse y aprender de los pueblos nativos de la región, de que la paz es buen vivir: armonía entre los humanos y con las demás especies.

IMG-20181207-WA0044

Durante el segundo día, se abordaron los enfoques de género y desarrollo, para ello nos acompañaron Fany Gaviria, responsable de Género y Derechos en Corpomanigua y Yuner Fabián Gonzalez Ibarra, Biólogo e investigador, un joven profesional de Belén de los Andaquíes, comprometido con el desarrollo local del territorio.

Tanto Fany como Yuner, generaron diálogos y reflexiones muy interesantes, Fany inició su presentación entorno a las diferencias entre sexo y género, para abordar las diferencias entre todo aquello que es determinado biológicamente (sexo) y lo relativo a la cultura, a lo social, donde tienen lugar las cuestiones de género en tanto los roles, mandatos, prácticas y lenguajes, son condicionamientos que debemos desaprender si pretendemos relaciones más sanas, menos violentas y más justas; en este taller, se hicieron referencias puntuales al trabajo en relación a las VBG ya que el Caquetá es el Departamento que registra más feminicidios en todo Colombia.

Luego, Yuner Gonzalez, partió de la experiencia de su familia en Belén de los Andaquíes frente a la gestión del agua, para invitarnos a reflexionar acerca de los tipos de desarrollo para la región y la necesidad de ir hacia las comunidades indígenas nativas para, el diálogo con sus saberes, poder poner el conocimiento científico al servicio del cuidado de la vida; junto al grupo de participantes, se trajeron nuevamente los debates del día anterior con Mercedes, Octavio y Eli, acerca de la necesidad de una identidad construída desde lo local.

IMG-20181207-WA0043

En un clima de integración, respeto, confianza, escucha y diálogos, el grupo de dinamizadores, intervino desde sus saberes, desde su corazón y sus prácticas, surgieron cuestionamientos entorno a la identidad en el Caquetá, de cómo se formó, mediante qué prácticas se expresa y si éstas nos perjudican o benefician a nosotros y al entorno.

Los siguientes dos días, entre desayunos, tintos y apuntes, continúo la Escuela, abordando el siguiente Módulo que inició con el rol del agente comunitario, los derechos de las personas campesinas y que habitan zonas rurales, a cargo de Nelson Hoyos, profesional agro y responsable de la oficina de Corpomanigua en Cartagena del Chairá; este abordaje su puso en diálogo con sus experiencias concretas como dinamizadores comunitarios en sus territorios.

Luego continuaron Esteban Sosa y Cristian Camilo Bautista López, profesional social y agro respectivamente, quienes retomaron lo acontecido en el primero módulo y continuaron el abordaje del Taller a cargo de Nelson Hoyos, ya desde un lugar más práctico, poniendo en juego herramientas para la elaboración de proyectos, en primer lugar, trabajando sobre una estructura básica que facilite su escritura, luego, con Camilo, ya para definir el contenido y las particularidades de cada proyecto, sobre la propuesta de la Escuela que se abre en 3 tipos: proyecto de investigación, de producción y de acompañamiento.

IMG-20181207-WA0048

De esta manera, se desarrollaron los dos primeros módulos de los cuatro que contempla este espacio pedagógico que continuará en el mes de enero, con el módulo dedicado a las experiencias de producción de sistemas de huertas y parcelas tanto en el ámbito rural como urbano y que tendrá lugar en el municipio de Cartagena del Chairá.

Esta Escuela fue posible gracias al apalancamiento del PMA; el proyecto y todas sus actividades se enmarcan dentro del Programa de Alianzas para la Reconciliación (PAR) de ACDI/VOCA y son posibles al generoso apoyo del pueblo de Estados Unidos a través de su Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID).